Boh!

Boh! - Juan Luis Matilla. Foto: Mara García.
Boh! – Juan Luis Matilla. Foto: Mara García.

 

 

Del renacimiento italiano a la película “La Gran Belleza” hay largo trecho. Un camino copado por una socie- dad civil jaleada por la potencia política de uno de los paradigmas de la desfachatez neoliberal, Il Cavaliere.
“Boh!” es una expresión italiana que significa “no sé”. Un solo de danza coreografiado e interpretado por Juan Luis Matilla que bucea a través de creadores clásicos como Palucca o Perreault para salir a flote inter- calando y remezclando estructuras de danza actuales como las de Josef Nadj, Martine Pisani Thomas Hauert, sin dejar de lado estilos urbanos como el footwork o el breakdance, sin dejar de lado la mirada

clown de Dario Fo.

 

La pieza, nos acerca al cinismo y al poder, a la emoción de la masa controlada desde el discurso ordenado, desde la retórica política, lo económico y la información hacia el no sé. En Bo! Matilla se centra en las raíces de la música italiana para componer la banda sonora de este espectáculo en el que expresiones, arengas y posturas vienen a mostrarnos una alegoría del discurso de la verdad y la libertad desde el poder.

Un poder que se ve sustentado con el cinismo del estar sin estar, con la ostentación y acopio de poder polí- tico, económico y mediático. Il Cavaliere, como objetivo, como ejemplo, como análisis desde la más pura técnica dancística, la estructura somática y vital que nos impulsa a organizarnos y determinar líderes que dirijan nuestros miedos, nuestras inseguridades y nuestras vidas.

“Boh, che ne so io.”

Tino Yamuza - CDAE
Tino Yamuza – CDAE

 

Sinopsis

ll Cavaliere, como objetivo, como ejemplo, como análisis. La política cuenta con su propio mo- vimiento, su ritmo somático, su interpretación, su coreografía. Boh! es una expresión ita- liana que significa “no sé”, una frase hecha utilizada también para quitarse la responsabi- lidad de encima.

Juan Luis Matilla navega por el imaginario italo-mediterráneo estético, musical y ético, para dotar de contenido un solo en el que la coreografía bebe de fuentes como Martine Pisani, Darío Fo o Thomas Hauert, para remezclarse con formas de danzas urbanas como el footwork o el break- dance.

Apoyado en la música, la interpretación y el discurso, en Boh!, Matilla nos muestra una pieza en la que las formas de expresión de la retórica política, la ostentación del poder o el exhibicionismo del mismo, se ponen al servicio de “una fábula bufa en la que el intérprete desarrolla un trabajo lúdico de ida y vuelta al personaje”.

Boh, che ne so io.

Ficha artística

Coreografía, música e interpretación: Juan Luis Matilla Terrones.

Ayudante de dirección y coreografía: Ana G. Morales.

Diseño de sonido y luces: Benito Jiménez Álvarez.

Vestuario: Ellavled Alcano Bruzual.

Comunicación y prensa: Olga Beca. Telegrama.

Diseño gráfico y vídeo: Daniel Alonso.

Producción: A Negro Producciones.

Distribución: Nando Pérez. Lemur Agency

 

BOH! #2 from Mopa on Vimeo.

La prensa ha dicho:

“Boh!, es un magnífico ejercicio de imaginación y de interpretación. Una puesta en escena original, muy valiente, porque no hace concesiones más allá de la propia danza, y una obra en la que Matilla está como pez en el agua: libre”. Marta Carrasco, ABC

“Es muy difícil tratar de describir, encuadrar o juzgar las piezas de Juan Luis Matilla, porque el trabajo de este salmantino afincado en Sevilla es tan inclasificable como atrevido y lleno de talento, sin obviar sus nada corrientes dotes de bailarín” Rosalía Gómez, Diario de Sevilla.

Guardar